• Bask

Algunos conscientes, otros inconscientes, pero todos hemos contribuido a la explotación de mujeres.

Actualizado: 20 de mar de 2018

Pocos son los sectores profesionales que están integrados por un número mayoritario de mujeres. La moda es uno de ellos, lo cual no quiere decir que sea igualitario. Resulta paradójico que ellas sean sus principales consumidoras, las que sostienen esta industria billonaria y, a la vez, no tengan voz en las decisiones vinculantes. Las mujeres son el 70% de la fuerza de trabajo en este sector, pero solo un 15% se sientan en la mesa de los consejos de administración. La balanza se descompensa aún más si hablamos de la mano de obra textil. Hoy en día gran parte de la ropa que tenemos se confecciona en países subdesarrollados por costureras que cobran salarios irrisorios (e ilegales) por turnos de hasta 14 horas, cosiendo prendas que termin colgadas en algunas de las principales cadenas internacionales de Occidente como H&M, GAP, Mark and Spencer, Zara, Adidas o Armani.


El 80% de los trabajadores de la industria textil son mujeres jóvenes de entre 18 y 24 años, muchas de ellas madres, y la mayoría trabaja en ambientes hostiles y malas condiciones. Es necesario darles visibilidad a estas mujeres para poder cambiar su realidad, y eso es lo que desde hace cuatro años hace Fashion Revolution.


El 25 de marzo de 1911 murieron 140 mujeres en el trágico incendio de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de New York. Las causas: explotación laboral y condiciones de trabajo insalubres. A partir de este suceso conocido como el desastre industrial con más víctimas en la historia de New York. En las celebraciones posteriores a este suceso del Día Internacional de la Mujer, se hizo referencia a las condiciones laborales que condujeron al desastre. Esta tragedia se asocia desde entonces con los reclamos del Día de la mujer. Además, fue uno de los motivos que impulsó la creación del sindicato internacional de mujeres trabajadoras textiles.


Aunque parezca mentira, más de 100 años después las condiciones laborales de las mujeres de la industria textil no parecen haber cambiado demasiado en varias partes del mundo. Por el contrario, los tiempos acelerados del fast fashion han agravado la situación en los países donde la legislación laboral no es fuerte. Esto quedó en evidencia el 24 de abril de 2013, después del derrumbe de la fábrica textil más grande en Bangladesh, donde hubo 1.134 muertos, la mayoría mujeres jóvenes. El motivo se repite: explotación laboral y condiciones de trabajo inhóspitas.



Ayer, 8 de Mayo, muchas y muchos salimos a la calle para luchar por los derechos de las mujeres. Queremos seguir impulsando esta reivindicación y por ello queremos recordar que con nuestros actos también opinamos y generamos impacto. Dejemos de contribuir a la industria textil fast-fashion e impulsemos que toda mujer trabajadora del sector tenga unas condiciones laborales justas.




El verdadero cambio empieza dentro de nosotros, de nuestros hábitos, de lo que consumimos. Esto solo no trata de vestir tus valores, trata de elegir por tus valores, aceptar servicios o productos que apoyen la igualdad de género en su cultura interna del día a día.




#bebask #wearyourvalues


53 vistas1 comentario

Únete a la familia y sigue todas las historias y aventuras de la comunidad.

logo bask

+ 34 688 762 218

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono LinkedIn
  • whatsapp-blanco