• Bask

Día mundial contra el trabajo infantil.

Imaginemos un niño, una niña cosiendo una prenda durante 52 horas a la semana en Bangladesh ganando un salario de menos de 2 dólares al día, sin acceso a la educación ni oportunidades para tener un futuro mejor, esto es lo que está pasando hoy en día en países como Bangladesh.



Esta es una de las consecuencias que tiene este sistema que ve a las personas más vulnerables como oportunidad para reducir costes y aumentar beneficios. ¿Pero, por qué pasa esto? ¿Cuál es el problema?


El salario mínimo de Bangladesh es de 82,5 euros al mes, por una jornada, que en el mejor de los casos es de 48 horas semanales. En el hipotético caso de que las condiciones de las trabajadoras fueran simples mínimos que exige la ley, las personas estarían ganando un salario de 0,41 euros la hora.

El Floor Wage es el salario que necesita una familia de cuatro personas para satisfacer sus necesidades básicas, como la vivienda, alimentación, educación y atención médica. En el caso de Dhaka, la capital de Bangladesh, es de unos 400 euros al mes. En los mejores casos, la familia ganan dos salario mínimos de 82 euros que da un total de 164euros, muy lejos del salario de vida. ¿Pero qué tiene que ver esto con el trabajo infantil?


El problema empieza en cuando una familia no obtiene los suficientes ingresos para conseguir cubrir sus necesidades, cuando para conseguir llegar al salario de vida tienen que meter a sus hijos e hijas a trabajar, es entonces cuando surge la explotación infantil con todas sus consecuencias.



La pobreza no solo es una causa de la explotación infantil, sino que también es una consecuencia, porque los niños y niñas al tener que trabajar, abandonan la escuela y no se forman para acceder a trabajos mejores. La educación es la mejor herramienta para cambiar el mundo, si las futuras generaciones de un país no reciben educación, nunca podrán enfrentarse a la opresión que sufren de países occidentales, siempre serán los vulnerables, los explotados y los oprimidos.



Podríamos contar miles de historias sobre trabajo infantil o trabajo esclavo, pero hoy queremos recordar a todas esas personas que trabajaron forjando el imperio del algodón, y sobre todo a los más pequeños. Hoy recordamos a Ellen. Hooton, una niña de 10 años entró en los anales de la historia al ser llamada ante la “Comisión de Investigación de Fábricas de Su Majestad” del Reino Unido en 1833.


La llamaron porque presuntamente era una niña esclava, forzada a trabajar no solo encadenada metafóricamente, sino con cadenas de verdad. Es el primer caso documentado de una investigación contra una empresa textil por emplear a niñxs.




Ellen, trabajaba junto a otrxs 22 niñxs de 5:30 de la mañana hasta las 20:00. Al cometer errores, Ellen era castigada (golpeada) de media dos veces por semana y el supervisor admitió utilizar un cinturón para "disciplinar a la niña". Pero las palizas no eran lo peor, una vez, al llegar tarde, su supervisor le encadenó una bola de hierro pesado al cuello y le hizo recorrer toda la fábrica arrastrando el peso.

Lxs niñxs fueron (y son) gran parte de la mano de obra de la industrialización, ya que cobraban entre un tercio y una cuarta parte del salario de los varones adultos. En la empresa Británica McConnel & Kennedy en 1816, de los 568 trabajadores, 257 eran menores de 16 años (el 45%). Muchos provenían de orfanatos y vivían en la misma fábrica durante alrededor de 7 años, como en el caso de Quarry Bank Mill. El periódico Edimburgh Review afirmaba en 1835 que "las fábricas habían sido las mejores academias para los jóvenes, ya que la calle hubiera sido mucho peor". Muchas bibliotecas, edificios y calles siguen con nombres de mercantes y empresarios de la industria del algodón. Ninguna para Ellen, ni para las millones de personas (niñxs, mujeres y hombres) que hicieron posible la creación del imperio del algodón.


Necesitamos transformar la realidad, el paradigma actual de la industria de la moda. Hoy recordamos a todas esos niños y niñas víctimas de un sistema que les ve como simples máquinas de producir. Hoy les recordamos y mañana seguiremos trabajando para erradicar para erradicarlo.

44 vistas

Únete a la familia y sigue todas las historias y aventuras de la comunidad.

logo bask

+ 34 688 762 218

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono LinkedIn
  • whatsapp-blanco